[Minuts Rotaris] RC de Lleida – 24mar2022: APUNTS SOBRE ROTARY: “Paul Harris: Història del personatge i de la seva obra (I)”. Per Ángel Martínez Pina…

By RC Lleida

   

(TRANSCRIPCIÓN EN CASTELLANO)

APUNTES SOBRE ROTARY:

Paul Harris: Historia del personaje y de su obra. ( I )   Paul Harris tuvo que ser un chico sensible y algo introvertido, en el que la capacidad para las relaciones sociales no pareció ser su fuerte en su infancia y adolescencia. Se podría adivinar que fuera un niño pegado a su familia, cuyos abuelos tuvo que idealizar a través de una prematura separación de la madre – poco se conoce y menos se habla de ese extremo – hecho que se hubo de producir cuando, con dos años de edad, se trasladó con su padre y hermano de cinco años, de su país natal Wisconsin -allí nació en la localidad de Racine, el 19 de abril de 1868-, en la casa de los abuelos en Wallingford, Vermont. Él afirma en su autobiografía My Road to Rotary: “tuve la fortuna de haber vivido en un hogar estable y sumamente equilibrado, un hogar de elevados ideales y donde la educación era el supremo objetivo”. Paul pudo ser por tanto un niño introvertido, modélico, con escasas relaciones sociales y quizás distante, defensivamente, una personalidad que no podía nada presagiar el cambio brusco que dio a su historia vital, al ser un líder indiscutido, cuando después de licenciarse en la Universidad de Iowa, en 1891, después de pasar por la de Vermont y Princeton, decidió romper con todas sus raíces, y con sólo 23 años programó recorrer el mundo, textualmente, como él dijo, decidió “correrla”. Esto suelen hacerlo individuos que sufren procesos de cambio biográfico brusco, por ruptura de sus defensas caracterológicas, que hasta entonces les mantenían inhibidos, pasando de la introversión llamativa a la sociabilidad y extraversión del líder carismático. Paul viajó por Estados Unidos y Europa ganándose la vida como cronista de Prensa, profesor en una escuela de Estudios Mercantiles, recolector de frutas, vaquero, oficinista, viajando de comercio e incluso peón en un barco de transporte de ganado, rumbo a Inglaterra. En 1896 finalizó su excursión por el mundo, se instala en Chicago y decide practicar la abogacía, una ciudad caracterizada por ser un colector de emigrantes y un emporio de corrupción humana. Era el año en que McKinley, republicano, ganaba las elecciones a la Presidencia, con un modelo social radicalmente distinto al movimiento pujante que empezaba en Norteamérica a nacer con fuerza. No en vano, en 1901, esta dinámica social madura definitivamente y se constituyó en EE.UU. el Partido Socialista de América, y es conveniente no perder de vista que las ideas conservadoras fueran las imperantes durante muchos años, con los presidentes Roosevelt y Taft, con una tensión social asegurada, hasta la ruptura internacional y el comienzo de la guerra, en 1914, con Thomas W. Wilson en el norte como presidente y los míticos Villa y Emiliano Zapata por el Sur. Chicago era no sólo un crisol de razas, sino una miniatura de los enfrentamientos sociales emergentes en ese momento en este subcontinente y en Europa; recordáis que fue en Chicago donde nació, en 1905, la Industrial Worker of the World fusión de los sindicatos minero y ferroviario, y donde, en 1908, este macrosindicato, se incorporó al emergente sindicalismo revolucionario americano. En una cultura como la descrita, cualquier persona debería sentirse frío, muy frío, y sin duda Paul lo sintió y encontró la solución buscando apoyos, amistades, calor humano, personas con sensibilidad similar y proyectos comunes. Paul Harris, por razones profesionales, había conocido a Gus Loehr, un ingeniero geólogo, que al mismo tiempo conocía un sastre, Hiram Shorei. Gus le dice a Hiram que quiere presentar a un amigo suyo, que tenía la idea de organizar de forma estable un grupo de amigos para hacer cosas juntos. Nació así, en una noche lluviosa del 23 de febrero de 1905 el primer Club Rotari. Se reunieron por primera vez en la oficina 711 del edificio Unity situado en el 127 del North Tearborn Street, en el centro de Chicago: era la oficina de Gus Loehr. Fueron nueve años de soledad y maduración de la idea, desde que Paul llegó a Chicago, hasta que se constituyó la primera célula rotaria, en principio formada por cuatro hombres: Silvester Schiele, un comerciante de carbón, Gustavus Loehr, un ingeniero de minas, Hiram Shorei, un sastre, y Paul Harris, un abogado; pocos días después se incorpora un quinto socio, Harry Ruggles, impresor…  

Por ÁNGEL MARTÍNEZ PINA:

< p class=”p1″>Past Presidente RC de Barcelona Condal   GRACIAS – GRÀCIES – ESKERRIK ASKO – MERCI BEAUCOUP    

COMPARTIR: